Añadir nuevo comentario

ESTADOS UNIDOS, 26 de mayo de 2017.-  La reintroducción en el Senado estadounidense de un proyecto legislativo a favor de los viajes a Cuba confirma que cada vez es mayor entre los norteamericanos la exigencia de su derecho a visitar el país vecino.

En total, 54 senadores -de una Cámara alta de 100 miembros- respaldan la propuesta encabezada por el demócrata Patrick Leahy y el republicano Jeff Flake, la cual eliminaría las restricciones actuales que prohíben a los ciudadanos de esta nación ir la isla caribeña con fines turísticos.

Según expresaron en un comunicado esos dos miembros del Congreso, el esbozo bautizado como Ley de Libertad para Viajar a Cuba 2017 pondría fin a las restricciones impuestas por normativas promulgadas en 1996 y 2000, que los estadounidenses no tienen para dirigirse a ningún otro país del mundo.

'El presidente no podrá prohibir o restringir de otro modo los viajes a los ciudadanos de los Estados Unidos o los residentes legales, o cualquiera de las transacciones relacionadas con dichos viajes, incluidas las bancarias', dice el texto de la iniciativa.

Flake y Leahy introdujeron un proyecto similar en enero de 2015, pero entonces solo eran ocho los miembros de la Cámara alta que copatrocinaban la propuesta, por lo que el respaldo del texto presentado este jueves ratifica la fuerza del tema en la actualidad.

Leahy, legislador por Vermont, apuntó que una mayoría bipartidista del Senado está de acuerdo en que el Gobierno federal no debe decirle a los estadounidenses adónde ir o no, especialmente si se trata de un pequeño país a solo 90 millas del sureño territorio de Florida.

El proyecto de ley fue aplaudido por organizaciones como el Consejo Nacional de Comercio Exterior, cuyo subtitular de asuntos globales, Jake Colvin, apuntó que muchos estadounidenses probablemente se sorprenderían de saber que el gobierno todavía les restringe su derecho a moverse a otro país.

A su vez, el vicepresidente de la entidad, Richard Sawaya, sostuvo que una votación en el Senado para revocar la restricción reforzará el compromiso de Estados Unidos de normalizar los vínculos diplomáticos, comerciales y cívicos con Cuba, con nexos bilaterales apropiados para el siglo XXI.

Por su parte, la coalición Engage Cuba consideró la presentación de la propuesta un fuerte despliegue de bipartidismo.

La organización indicó que el 81 por ciento del público nacional, incluyendo siete de cada 10 republicanos, y el 74 por ciento de la comunidad de cubanos residentes en el condado de Miami-Dade, en Florida, respalda las visitas a la mayor de las Antillas.

Un criterio similar comparte Zane Kerby, de la Sociedad Americana de Agentes de Viajes, quien refirió datos de un reciente estudio realizado por esa entidad según los cuales los norteamericanos apoyan por margen de tres a uno el fin de los impedimentos.

Su agrupación fue una de las más de 40 compañías y asociaciones de Estados Unidos que el pasado miércoles enviaron una carta al presidente Donald Trump para instarlo a mantener y ampliar la expansión de viajes a Cuba.

Manifestaron que en los últimos años se ha registrado un enorme crecimiento en el número de personas que la visitan bajo las 12 categorías autorizadas por Washington, las cuales incluyen motivos familiares, educativos, culturales y religiosos, entre otros.

Alentamos a su administración a tomar nota de los amplios beneficios económicos y priorizar el crecimiento y la creación de puestos de trabajo en la revisión de la política hacia Cuba, instaron a Trump los firmantes de la misiva.

Junto a la introducción del proyecto en el Senado y la carta dirigida al presidente, otro indicativo esta semana del interés en la isla lo dio la compañía de viajes en línea Expedia Inc., la cual anunció que a través de sus plataformas podrán hacerse reservas en todo el mundo para alojamientos en el país caribeño.

Interrogada sobre las perspectivas con los estadounidenses, dado que tienen prohibido ir al territorio antillano como turistas, la gerente de área para el Caribe en la empresa, Verónica Vega, aseguró a Prensa Latina que, pese a tal limitación, el interés de los norteamericanos en el destino cubano es alto.

El atractivo que representa la mayor de las Antillas se corroboró, además, con la noticia de que la compañía de cruceros Holland America Line, con sede en Seattle, Washington, se unió a otras autorizadas para realizar salidas hacia la isla.

Según indicó el senador Leahy, aunque la propuesta de eliminar las limitaciones no levantaría el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto a Cuba hace más de medio siglo, por lo menos devolvería a los estadounidenses el derecho que tienen a la libertad de viajar.

Queda por ver si, como expresó el presidente de Engage Cuba, James Williams, el criterio del sector de viajes, el de la gran mayoría del pueblo estadounidense, y el del pueblo del país antillano, se toma en cuenta por encima del de unos cuantos políticos en Washington. (Cubavsbloqueo-PL)



 

Education - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.